Editorial: Jugar con el tiempo: futuros imperfectos - Julia Duce Gimeno



Diseño portada: Isabel Palacio



El hombre siempre ha soñado la Utopía desde el principio de los tiempos.  Es la justificación de esa dimensión religiosa que dicen los estudiosos que  es consustancial al ser humano. Tras una vida de dificultades  nos aguarda un paraíso de armonía, el reencuentro con nuestros seres queridos, ocios anhelados,   ambrosías,  tiempos sin carencias de ningún tipo, el  placer de los sentidos y los instintos, la perfección…  aquí depende de los Paraísos  prometidos por las diferentes religiones. Claro que estas Utopías,  dependen del punto de vista de quien la mire, a  mí  un Valhala  poblado de guerreros  en busca de guerras interminables  y aquel en el que habitan las huríes, me atraen más bien poco, pero  era cosa de hombres imaginar  sus  evasiones favoritas.  Me llama más  el del Shamballa de budistas e hinduistas ese lugar  perdido en el  Tíbet, paraíso inaccesible de un  oasis de sabiduría y contención de los instintos, de paz y equilibrio.  


Y junto a cada  sociedad perfecta y deliciosa,  su cara oscura, los Infiernos o más bien en nuestro concepto   de tortura eterna.  Distopías  angustiosas,  que castigan  el libre albedrio,  en las que la ciencia  de cualquier tipo provoca la tragedia, en las que los pecados  (¿quién define lo qué es pecado?),  son castigados con una crueldad sin posibilidad de redención. Los infiernos personales sublimados a la categoría de lo absoluto.  Infiernos y Paraísos que coexisten en los inconscientes colectivos.  


Sociedades  construidas a base de  ideales  previos,  de miedos y de aspiraciones, de superar la fea realidad de cada día a la que tanto cuesta sobrevivir.  No es posible que solo exista esta vida de lucha y de agonía cotidiana, no es justo que el malvado se quede sin castigo. Y de ahí su  traslado  a la literatura, la verbalización de  nuestra particular visión  de lo que el mundo debería ser, las angustias y esperanzas de lo que nos espera en el futuro o lo que este sería si las ideas de los otros nos vencieran, si la sociedad se orientara en la dirección correcta.


¿Y si la historia  hubiera  tomado un camino  diferente en un momento clave? Otro camino se nos abre. de miedos o de esperanzas trucadas.  La imaginación, libre y con alas,  nos lleva a ese escenario de lo que  podría haber sido de la mano de escritores con capacidad para construir  pasados y futuros diferentes.  Lo que pudo ser,  lo que nos perdimos o de lo que nos libramos. Ese  hecho que definió lo que hoy somos, ese personaje que no llegó a su destino  o que lo hizo demasiado lejos: Utopías, Distopías y Ucronías pueblan la literatura. Casi toda la ciencia ficción se construye sobre esas premisas, la literatura fantástica nos revela sociedades paralelas pobladas de entidades con cualidades y poderes  alejados de los esquemas de las cuatro dimensiones que dominan nuestro universo real.  En el fondo solo laten  en ellas esa aspiración a lo trascendente, y esas visiones de futuros paralelos que dan esperanza o nos angustian. 


Este número de nuestra Revista va de Utopías, Distopías y Ucronías,  de cómo diferentes autores han visto sociedades paralelas,  que pudieron ser y no fueron, que tal vez lleguen a ser,  que serían según corrientes de pensamiento.   Traspasan los géneros y   son en  todo caso una ventana abierta a la reflexión, que nos aporta algo más que un entretenimiento  pasajero,  invitándonos a pensar  si la suerte es lo que nos ha hecho estar donde nos hallamos o aún  hay un tiempo para aspirar a  aquella belleza que Platón identificaba con la Verdad.


¡¡Bienvenidos a estos mil mundos posibles!!




El tapiz femenino de la distopía - Juan Francisco Reyes Montero (jft92)

Nosotros. Yevgueny Zamyatin: Libertad o felicidad - Lasinpar

La "Otra" cara de la novela histórica: La conjura contra América - Julia Duce Gimeno

Fahrenheit 451. Ray Bradbury - Arden

Los juegos del hambre, cruel programa de televisión. Suzanne Collins - Ana Espinosa

El talón de hierro. Jack London - cuscurro

Teme a tus héroes. La saga del Señor de la Noche de Frank Miller - Eduardo M.

¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! En el mañana pintan bastos - Juan Manuel Arévalo (jumareva)

Monte Verità. Daphne du Maurier - Julia Duce Gimeno

1984. George Orwell - Francisco Javier Oliva

De aquél al que le cortaron la cabeza y escribió Utopía - Miguel Ángel Maroto (topito)

Soñando entre dos guerras: "Horizontes perdidos", de James Hilton - Sue_Storm




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No hay comentarios