Los premios Nobel de literatura ¿Están cambiando? - Pulp



No sé si no me atrevo a dar mi opinión sobre la concesión del Nobel de Litertura a Dylan o es, sencillamente, que no tengo un criterio aún.
O, vaya, quizás es que ni siquiera me apetece pronunciarme.
O...

En todo caso, el título, es solo un juego de palabras, ya que no creo que los ‘jueces’ de los Nobel se salten la norma tácita y seria de premiar según el titulo del premio (literatura) a partir de este momento.

Bueno, bueno, yo a lo mío, y, ¿qué es lo mío? Un artículo para la revista con la única intención de hablar de la relación con el mundo del  cine del flamante nuevo Nobel de Literatura, de 75 años, Robert Allen Zimmerman.

La carretera de Cormac McCarthy: una obra con alma de autor - Miguel Ángel Maroto (topito)





«No. No me pareció que eso fuera a aportarle nada al libro. Pero muchos de los diálogos son transcripciones literales de conversaciones que he tenido con mi hijo John. A eso me refiero cuando digo que él es el coautor de la novela. Muchas de las cosas que dice el chico en el libro son frases dichas por John. Un día me preguntó: “Papá, ¿qué harías si me muriera?”. Y le dije: “Yo también me querría morir”. Y él dijo: “¿Para poder estar conmigo?”. “Sí, para poder estar contigo”. Sencillamente una conversación entre hombres.»
Extracto de la entrevista a Cormac McCarthy por motivo de la adaptación de su novela La carretera a la gran pantalla, y publicada en The Wall Street Journal el 20 de noviembre del 2009.

Pierre Boulle: El puente sobre el rio Kwai y El planeta de los simios - Juan Manuel Arévalo (jumareva)



Caso pintoresco el de Pierre Boulle. Un escritor conocido por un par de novelas del montón, que quizá estuvieran olvidadas si no fuese por dos de las mejores películas de la Historia, El puente sobre el río Kwai (1957) y El planeta de los simios (1968). Posiblemente los guiones superan a los libros originales, suponiendo que sea correcto comparar ambos géneros literarios.

Clásicos del terror literario y el cine - Julia Duce Gimeno


Es imposible hacer un análisis detallado de la relación entre cine y literatura clásica de terror. Los contactos entre una y otra son numerosos y profundos. En este artículo vamos a pasar revista a los principios de esta relación deteniéndonos en algunos de sus títulos, claves, y a hacer un seguimiento de los temas más importantes.

Desde el principio de la historia del cine, el miedo jugó un importante lugar entre los argumentos de las primeras películas. Fue el cine quien fijó los arquetipos clásicos del género; la iconografía y las novelas se leen ya con la estética fijada por sus imágenes fílmicas.


El coleccionista, de John Fowles y William Wyler - Antonio Ponce (olamiamol)


Cuando hablamos de directores de cine que han adaptado una novela (normalmente porque ésta ha obtenido un gran éxito), al público en general le viene a la mente un par de preguntas: ¿qué hago? ¿Veo primero la película o leo la novela? La segunda pregunta está relacionada con la anterior:  ¿será mejor la peli o el libro? A la primera pregunta siempre respondo que mejor leer primero la novela pues en tu cabeza imaginas los rostros de los personajes, sus modos de actuar y puedes llegar a empatizar con los pensamientos de estos pero sobre todo suelen ser mucho más detallistas que las películas que tienen que ceñirse a una duración que oscila entre los 90 y 120 minutos. Después de leer la novela ves la cinta y podrás rellenar aquellas lagunas que ésta tenga respecto al escrito, incluso en alguna de ellas te darás cuenta de algunos detalles que durante la lectura no percibiste.