Mario Vargas Llosa - Julia Duce Gimeno


Diseño portada: Isabel Palacio


La noticia de la concesión del premio Nobel a Mario Vargas Llosa fue una enorme alegría.
Vargas Llosa es uno de esos autores que levantan pasiones y fobias cuando se le juzga con una mirada teñida por los titulares de de periódico. Su guiños políticos le han ganado antipatías y han borrado el recuerdo de un escritor inconformista y crítico con el poder, pero sobre todo les ha escondido a muchos el genio y la pasión de un escritor inmenso. Olvidamos tal vez que no podemos mirar la política con los mismos ojos en todos los países del mundo y que mucha de esas ideas están también en sus libros. Quienes le juzgan bajo esa mirada teñida de prejuicios, se vanaglorian de no haberle leído jamás. Ellos se lo pierden.
Es un genio: lector apasionado y voraz y novelista que se reinventa en cada novela.
Llegue a él cuando empecé en el instituto, mi profesora de literatura nos hablaba de esa generación del Boom y a la vez yo iba llenando unos espacios vacios en mis aficiones lectoras que se inclinaban en ese momento hacia escritores mucho más clásicos y de formas tradicionales, y quede entonces deslumbrada por este autor y con sus argumentos tan lejanos a lo que yo estaba acostumbrada a leer, irreverentes, y rompedores, que me mostraban realidades desconocidas y mundos cotidianos que empecé a entender y ver con su mirada de niño rebelde, con su sed de libertad, su denuncias y sus pasiones desbordadas.
Creo que de los autores que leí en aquella época en el que los libros eran el centro de mi vida, fue el que ha sabido mejor adaptarse y superar tendencias y experimentos y mantenerse con el esfuerzo de un escritor que no espera la inspiración sino que trabaja para llamarla y para retenerla.
Es un placer inmenso poder hacer un pequeño homenaje de lectores con un motivo tan feliz.



Obras comentadas:

¿Quién mató a Palomino Molero? (1986) - Julia Duce Gimeno

La casa verde (1966) - Babel

Lituma en los Andes (1993) - Babel


Travesuras de la niña mala (2006) - Sue Storm













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No hay comentarios