Vasco Pratolini: la memoria de Florencia - Giada


Eravamo creature comuni. Ci bastava un gesto per sollevarci collera o amore.
Eramos criaturas normales. Nos bastaba un gesto para liberar cólera o amor.




Vasco Pratolini está considerado uno de los mayores escritores de la segunda mitad del siglo XX. Algunas de sus obras representan el mejor momento de la tradición italiana Realista y, en parte, Neorrealista.


Pratolini nace en Florencia en 1913 en el seno de una familia humilde. De joven se le relacionó con los ambientes fascistas aunque pronto abandonó esa postura por el antifascismo y se acercó a posiciones comunistas. A pesar de los años y los cambios políticos, Pratolini se mantuvo siempre fiel a sus ideas de izquierdas.

Comenzó a ser conocido como colaborador en varias revistas (Campo di Marte e Incontro, de las que también fue redactor de 1938 a 1940).

En 1939 se trasladó a vivir a Roma; luchó con los partisanos y a finales de 1945 marchó a Nápoles donde enseñó en el Istituto Statale di Arte.

En 1951 regresó a Roma, ciudad donde escribió la mayoría de sus obras y en la que vivió hasta su muerte en 1991. 

En cuanto a la obra de Vasco Pratolini, sólo unos cuantos de sus libros han sido traducidos al español: Crónicas de pobres amantes, Las muchachas de Sanfrediano o Crónica familiar, por citar las más conocidas.

Su primera obra importante fue Il Quartiere (El barrio) (1944). En ella confluyen todos los elementos de su formación: el populismo, el lirismo de los recuerdos y el realismo histórico y ambiental.

Una obra que narra el paso de la adolescencia a la vida adulta de algunos chicos del barrio de Santa Croce. Un barrio que se convierte en el símbolo de toda una comunidad.

Un lugar donde afectos y desilusiones confluyen, donde tras los balcones en flor conviven miseria y decadencia.

"Panni alle finestre, donne discinte. Ma anche povertà patita con orgoglio, affetti difesi con i denti. Operai, e più propriamente falegnami, calzolai, maniscalchi, meccanici, mosaicisti. E bettole, botteghe affumicate e lucenti, caffè novecento. (Il Quartiere, 1944)
“Ropa en las ventanas, mujeres desharrapadas. Pero también pobreza padecida con orgullo, afectos defendidos con uñas y dientes. Obreros y más concretamente carpinteros, zapateros, herreros, mecánicos. Y figones, tiendas cubiertas de humo y resplandecientes, cafés del siglo XIX.” (El barrio, 1944) *
Santa Croce

En 1947 escribiría Cronaca Familiare (Crónica familiar) (Plaza & Janés, 1993) que narra la muerte de su hermano Dante, del que se separó siendo ambos unos niños. Con gran carga poética, en todo el texto se advierte un sentimiento de melancolía así como el doloroso recuerdo y la añoranza por el hermano fallecido.

Un realismo más profundo está presente en otras de sus obras como Un eroe del nostro tempo (1951), Le ragazze di Sanfrediano (1951) o Cronache di Poveri Amanti (1947).

En Via del Corno se desarrolla la acción de Crónicas de pobres amantes (RBA 2012). Pratolini describe el despertar de esta calle como si de una película se tratase. 

El proyecto de escribir una novela ambientada allí, lugar donde transcurrió su adolescencia, surgió en 1936. Sin embargo se necesitaron no sólo varios años de preparación y reflexión sino también los nuevos aires que trajo la Italia posbélica, para que el libro viese finalmente la luz.

"Via del Corno è lunga cinquanta metri e larga cinque; è senza marciapiedi. Confina ai due capi con via dei Leoni e via del Parlascio, chiusa come tra due fondali: un'isola, un'oasi nella foresta, esclusa dal traffico e dalle curiosità. E', tuttavia, a pochi metri da Palazzo Vecchio, che la sotterra sotto la sua mole." (Cronache di poveri amanti, 1947)
“La calle del Corno tiene cincuenta metros de largo y cinco de ancho; no tiene aceras. Linda por los dos extremos con la calle Leoni y con la calle del Parlascio, encerrada como entre dos foros: una isla, un oasis en medio del bosque, excluida del trafico y de la curiosidad. Está, sin embargo, a pocos metros del Palazzo Vecchio, que la entierra bajo su mole.” (Crónicas de pobres amantes, 1947) *

Novela coral por antonomasia, la obra no tiene un solo protagonista sino que lo son todos los habitantes de Via del Corno: una pequeña multitud de personajes humildes, plebeyos, rebeldes y muy florentinos.

Un cuadro inolvidable de la Florencia fascista de los años 20 donde las historias de hombres y mujeres se entrelazan mientras la violencia del régimen extiende sus negras alas sobre la ciudad.

Vía del Corno

Otro de los libros traducidos al español ha sido Las muchachas de Sanfrediano (Impedimenta 2013).

Considerada una obra menor respecto a sus otras novelas, la historia se desarrolla también en Florencia aunque esta vez el sitio elegido es el barrio de San Frediano, un lugar al que, al contrario que Santa Croce, no se siente especialmente unido.

La elección de San Frediano es el primer paso hacia un cambio de registro: su mirada ahora es más lejana, más libre.

Pero esta novela no es sólo un desahogo estilístico e intelectual para el autor sino que recoge aspectos y elementos nuevos y hunde sus raíces en la tradición literaria Toscana. Recuerda en algunos aspectos a la obra de Boccaccio.

"Il rione di San Frediano è "di là d'Arno", è quel grosso mucchio di case tra la riva sinistra del fiume, la Chiesa del Carmine e le pendici di Bellosguardo; dall'alto, simili a contrafforti, lo circondano Palazzo Pitti e i bastioni medicei; l'Arno vi scorre nel suo letto più disteso, vi trova la curva dolce, ampia e meravigliosa che lambisce le Cascine." (Le ragazze di San Frediano, 1949)
“El barrio de San Frediano está más allá del Arno, es aquel gran montón de casas entre la orilla izquierda del río, la Iglesia del Carmen y las laderas de Bellosguardo; desde lo alto, como estribaciones, lo circundan el Palazzo Pitti y los baluartes de los Medici; el Arno discurre a lo largo, trazando la dulce, amplia y maravillosa curva que lame el paque de Cascine.” (Las muchachas de Sanfrediano, 1949) *
San Frediano

Probablemente su obra más conocida y estudiada en Italia sea Metello (1955) (Plaza & Janés, 1995). Es la historia de un huérfano, Metello Salani, en los últimos años de 1800, que se convierte en socialista, participa en las revueltas de 1898 contra el gobierno de Di Rudin, es arrestado y encarcelado en Florencia. 

En esta novela, la política tiene un papel importante y refleja las ya mencionadas ideas de Pratolini.

Metello forma parte de una trilogía, Una storia italiana, que se completa con Lo scialo (1960) y Allegoria e Derisione (1966).

Es, además, la obra más coherente con los principios del Neorrealismo: nos presenta a un héroe de extracción popular inspirado por la ideología socialista y construido siguiendo la técnica del tradicional neorrealismo del siglo XVIII (que incluye un narrador omnisciente).

"Metello Salani era nato a San Niccolò, ma fino ai quindici anni, non vi aveva mai abitato. La sua famiglia era di quel Rione, e ciascuno ha le discendenze che si ritrova." (Metello, 1955)
"Metello Salani había nacido en San Niccolò pero hasta los quince años nunca había vivido allí. Su familia era de aquel barrio y a cada uno le corresponde la descendencia que halla.” (Metello, 1955) *
San Niccolò

Además de su faceta como escritor, Pratolini fue considerado también un gran guionista y trabajó con importantes cineastas de la época como Visconti o Rossellini . Suyos son los textos de famosas películas como Rocco y sus hermanos, Crónicas de pobres amantes o Crónica familiar (inspiradas en su propios libros y ganadora la primera del Prix International en Cannes en 1954 y la segunda del León de Oro en Venecia en 1962).

Vasco Pratolini quizá no sea uno de los autores italianos más conocidos en nuestro país pero sin embargo en Italia es un escritor laureado y estudiado.

En 2013 se celebró el centenario de su nacimiento con reconocimientos en todo el país y especialmente en su Florencia natal.


------------------------------------------------------------------

* Extractos de novelas traducidos directamente del italiano.


Fuentes:
Enciclopedia Treccani

7 comentarios:

  1. Giada, ;) un espléndido artículo, me ha encantado, no conozco al autor pero su trayectoria vital me ha encantando y tengo pendiente de leer Las muchachas de Sanfrediano, a ver si le hago un hueco.
    Gracias ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Sol! Espero que te animes con el libro y que te guste.
    Giada

    ResponderEliminar
  3. Yo también tengo Las muchachas de Sanfrediano pendientes, y con tu artículo ya es el empujón definitivo. Muchas gracias, Giada :-)

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por leerlo, Ash! :)
    Giada

    ResponderEliminar
  5. Leí "Crónicas de pobres amantes" hace un par de años y me encantó. Quiero volver a Pratolini, "Las muchachas de Sanfrediano" es una asignatura pendiente.

    Excelente artículo, Giada :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Eyre :D
    Ya me contarás si al final lo lees.
    Giada

    ResponderEliminar
  7. Estoy a diez páginas de terminar ahora mismo "Crónica de mi familia" cuando he encontrado tu artículo. Comencé el libro como una obligación y realmente me ha roto el alma. ¿Tendrás algún dato más de su hermano en la vida real, por casualidad?

    Tu artículo ha estado precioso, muy meticuloso y cuidado. Muchas gracias, realmente te agradezco tu artículo.

    ResponderEliminar

No hay comentarios