Tras los límites de lo real - MISTRAL



Tras los límites de lo real: Una definición de lo fantástico
David Roas
Editorial Páginas de Espuma

Tras los límites de lo real es un análisis sobre el género fantástico, sus características, peculiaridades y la evolución que ha tenido desde el siglo XVIII hasta nuestros días. Con este título David Roas ganó el Premio Málaga de Ensayo 2011.

David Roas hace un análisis sobre la realidad, lo imposible, el miedo (como emoción del género), el lenguaje que comporta lo fantástico y su desarrollo en la postmodernidad.

El objetivo de lo fantástico ha evolucionado a lo largo de los siglos; si bien en un principio durante el siglo XVIII habían convivido religión, ciencia y superstición, en el siglo XIX el relato fantástico propondrá excepciones para las leyes físicas del mundo, que se consideraban rigurosas. En cambio durante el siglo XX se evoluciona hacia el cuestionamiento de la validez de los sistemas de percepción de la realidad.
Esta va a ser la razón básica del relato fantástico: revelar algo que va a trastornar nuestra concepción de la realidad; no es simplemente un mundo maravilloso que el lector aceptará sin cuestionarlo como ocurre en El Señor de los anillos, o la coexistencia del mundo real y el sobrenatural en el realismo mágico; sino algo más ominoso " la irrupción de lo anormal en un mundo de apariencia normal, pero no para demostrar la evidencia de lo sobrenatural, sino para postular la posible anormalidad de la realidad, para revelar que nuestro mundo no funciona como creíamos".

Debemos distinguir entre lo fantástico y las narraciones pseudofantásticas que son obras en las que se utilizan las estructuras y recursos de lo fantástico pero cuyo tratamiento de lo imposible las aleja de la categoría fantástica. David Roas hace dos grupos:
Lo fantástico explicado, en donde fenómenos aparentemente imposibles acaban teniendo una justificación racional por vía mecánica como las novelas de Ann Radcliffe. Y lo que el denomina "fantasmatique" donde el fenómeno viene dado a través del sueño o la alucinación como es el caso de Canción de Navidad. 
La racionalización en ambos casos elimina el elemento fantástico.

David Roas discrepa de Todorov respecto al efecto emocional que a veces acompaña al relato fantástico: el miedo. Todorov niega que el miedo sea condición de lo fantástico ya que esta emoción no es exclusiva de este tipo de relatos y porque en todo caso dependería de la "sangre fría" del lector y por lo tanto es una variable esquiva. Sin embargo para Roas el miedo es una condición necesaria. Son los recursos para crear la emoción lo que ha ido variando a lo largo de la historia, ya que entre otras consideraciones el público de nuestro siglo es más culto, más excéptico y menos asustadizo. Son las convenciones del género las que se hacen previsibles y dejan de sorprendernos.

A estos efectos, Roas distingue dos tipos de miedo: el miedo físico que tiene que ver con la amenaza a la integridad, la muerte y lo espantoso; y el miedo metafísico o intelectual que sería el exclusivo de lo fantástico, cuando nuestras convicciones sobre lo real dejan de funcionar y perdemos pie en un mundo que antes nos era familiar.....se provoca así la inquietud en el lector.
En cambio Todorov ve imposible que se crea en una realidad inmutable por lo cual se elimina la transgresión que supone el género fantástico: "lo fantástico se convierte en regla y no en excepción", no hay conflicto entre los órdenes porque todo entra dentro del mismo nivel de realidad.

Como podemos ver, lo fantástico ha ido transformandose en función de los cambios en nuestro trato con lo real. David Roas define la poética fantástica actual con las siguientes características: 
  1. Yuxtaposición conflictiva de los órdenes de la realidad
  2. Alteraciones de la identicad
  3. Combinación de lo fantástico y el humor
  4. La conversión a narrador del ser que está al otro lado de lo real, lo que supone acercarlo al lector y humanizarlo : "Este cambio del punto de vista nos permite situarnos al otro lado, en la dimensión de lo oculto. Lo fantástico somos nosotros"

En resumen, se trata de un intento de definir lo fantástico, una guía de reconocimiento de un género literario que continúa haciendo las delicias de los lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No hay comentarios